Galería | Por qué Nosotros? | Preguntas Frecuentes | Certificación ISO

Reserve su Consulta

Reservar Cita »
 
 

Branquioplastia

El Lifting de brazo (también conocido como braquioplastia) es la cirugía estética que se utiliza para quitar los excesos de piel de los brazos para que la piel se vea más tersa y firme. Se trata de una cirugía básicamente femenina, aunque hay algunos hombres que también se la realizan. Si el paciente tiene también un exceso de grasa en los brazos, el cirujano puede optar por combinar la braquioplastia con la liposucción de brazos para conseguir unos mejores resultados.

El Lifting de brazo se ha popularizado debido al incremento de diferentes cirugías de reducción de peso, como la cirugías de derivación gástrica, que permiten que se pierda peso en grandes cantidades pero dejando como resultado los molestos colgajos de piel. La liposucción de brazos, que elimina el exceso de grasa de los brazos, puede dejar como consecuencia una piel caída, que resulta antiestética pero que se puede quitar a través de la braquioplastia. También otras personas que no han pasado por estas cirugías pueden tener la piel caída y necesitar un lifting de brazos (o braquioplastia).

La dermolipectomía de brazos o braquioplastía es el procedimiento quirúrgico que elimina la piel floja y el exceso de depósitos de grasa en el brazo superior lo cual la da un aspecto “colgante”. Después de esta cirugía se sentirá cómoda a la hora de usar ropa sin mangas.

El procedimiento

Para realizar este procedimiento, el cirujano debe hacer una incisión que recorre la cara interior de cada brazo desde la axila hasta el codo, para poder retirar el exceso de piel y grasa. Después de eso, inserta los drenajes (si son necesarios) y sutura.

  • Internación: No es necesario internarse, es ambulatorio.
  • Anestesia: Local con sedación complementaria, o general.
  • Duración de la cirugía: 2 horas, aproximadamente.
 

Después de la cirugía

Después de la operación el paciente llevará una camiseta elástica por un periodo de 15- 20 días.

Durante los primeros días pueden notarse algunas molestias o dolor que se controla con medicación. Dependiendo de la extensión de la cirugía, se podrá marchar a casa al cabo de 2 a 4 días según los casos. Su cirujano plástico le dará instrucciones para ducharse y cambiarse los vendajes. No es necesario retirar puntos ya que se sutura con una sutura intradérmica de reabsorción.

Vuelta a la normalidad

Basta con 7 días para volver al trabajo con normalidad. No obstante, los ejercicios fuertes deben evitarse hasta que uno se sienta cómodo. Las cicatrices durante los primeros 3 a 6 meses son notorias, de color rojo-vinoso, por tanto tendrá que esperar entre 9 meses y 1 año para que la cicatriz se aplane y aclare. No obstante las cicatrices no desaparecerán nunca.

 
 

Fotos Antes / Después