La especialidad de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva tiene dos vertientes: la Cirugía Estética, cuya finalidad es meramente estética o de forma, y la Cirugía Reconstructiva, cuya finalidad es, además, de función (corrección de malformación congénita,  traumatismos, tumores, etc.). La primera saca rendimiento de los procedimientos de Cirugía Reconstructiva aplicados con fines estéticos, siendo, pues, la Cirugía Reconstructiva el fundamento de la Estética. La especialidad de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva está reconocida en todos los países. Para su ejercicio se, requiere que el profesional cuente con la titulación oficial y reconocida por el Ministerio de Sanidad de Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva y esté registrado en un Colegio de Médicos.

Al finalizar la carrera universitaria de seis años ,más el médico necesita un proceso de cinco años como Médico Interno Residente en un hospital acreditado para la obtención del título de Especialista. Tradicionalmente, sólo los mejores números en el examen pueden acceder a formarse como especialistas en Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva. Conseguir la especialidad es fruto de un largo y exigente periodo de formación y selección de al menos doce años. Los cirujanos que la obtienen siguen formándose y actualizándose durante toda su trayectoria profesional, dada la innovación científica y tecnológica que caracteriza a la especialidad. Y los especialistas que trabajan en el campo de acción en el que han sido oficial y reglamentar menté  formados  y anteponen la seguridad del paciente a sus intereses personales.

La Cirugía Estética y la Cirugía Reconstructiva están ligadas al cirujano plástico por su definición legal en su título oficial. Los términos “Cirugía Estética” y “Cirugía reconstructiva” son indivisibles de los de “Cirugía Plástica” y pertenecen a la misma titulación.

cirujanos-esteticos

“El ejercicio de una profesión sanitaria, por cuenta propia o ajena, requerirá la posesión del correspondiente título oficial que habilite expresamente para ello”, muchos médicos se basan en el hecho de estar licenciados en Medicina y Cirugía para sentirse autorizados a realizar cualquier acto médico o quirúrgico, aunque no tengan la formación especializada ni el titulo apropiado para ello.

Sólo los médicos que acreditan estar en posesión del título de Especialista en Cirugía Plástica, Estética tienen la suficiente formación profesional para proporcionar al paciente una óptima calidad asistencial. Siempre debe confirmarse la titulación del médico que se haga cargo de la salud de un paciente. Los pacientes no deben dejarse confundir con denominaciones sugerentes pero ambiguas. Si un profesional dice ser cirujano plástico, cirujano estético, pero no posee la titulación oficial homologada por el Ministerio de Sanidad o se muestra reacio a mostrarla, no puede asegurarse que ese profesional sea un Especialista en Cirugía Plástica y Estética.  Diversas asociaciones a las que pertenecen médicos especialistas en diferentes áreas quirúrgicas o no quirúrgicas pretenden amparar la actividad de esos profesionales no estando capacitados para las mismas

Debe quedar claro que todo médico que se autodenomine de cualquiera de esas maneras, pero no tenga el título de Médico Especialista en Cirugía Plástica, Estética está distorsionando la realidad, probablemente con la intención de hacerse pasar por lo que no es.

Por resumir, ¿cuál es, pues, la diferencia entre un “cirujano plástico”, un “cirujano estético” y un “cirujano Reconstructiva”? En función de todo lo dicho, la respuesta sería ninguna, porque todos los profesionales que se refieran a sí mismos con uno o varios de esos términos deberían tener en común un mismo título; insisto: el de Médico Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva, que les capacita para realizar intervenciones en las dos vertientes en que se divide la Cirugía Plástica: la Estética y la Reparadora. Así, si un profesional afirma que su titulación oficial reconocida es Cirujano Estético, Cirujano Reconstructiva u otra similar y no es Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva, está, como ya hemos señalado, faltando a la realidad.

¿Y los “médicos estéticos”? Son profesionales que comparten con los cirujanos plásticos la licenciatura en Medicina, pero no la especialidad quirúrgica a la que aludíamos anteriormente. Tras licenciarse o especializarse en cualquier área, se han dedicado a una materia que no tiene regulación específica como especialidad médica, pueden ejercer previa colegiación oficial y, en ocasiones, completan su formación con cursos y eventos similares, donde aprenden técnicas y tratamientos médicos -evidentemente, no quirúrgicos- con finalidad estética, entre los que se encuentran los rellenos con ácido hialurónico, la aplicación cosmética de toxina botulínica, la mesoterapia, el láser, la radiofrecuencia, etc. Un profesional médico que se autodenomine médico estético no falta a la realidad ni pretende suplantar una identidad, porque, sencillamente, se dedica a una actividad no recogida al amparo de una especialidad oficial.

Sus requerimientos mínimos en la asistencia del paciente deben precisar técnicas de Cirugía Plástica. Y la normalización de esta actividad mediante una ley eficaz, es la única vía para garantizar la seguridad de estos pacientes.

Traductor»