La mastopexia (levatamiento de senos) es una intervención quirúrgica que tiene como finalidad corregir la ptosis mamaria, es decir subir y moldear la mama. Se basa en la realización de una serie de incisiones quirúrgicas que permitirán corregir el exceso de flacidez del seno, levantándolo y mejorando su volumen y aspecto estético.

Las mamas representan una parte muy importante del cuerpo de la mujer. Siempre ha sido consideradas como una zona impregnada de sensualidad y están inevitablemente asociadas a la belleza femenina.

Existe un gran número de pacientes quienes necesitan el uso combinado de aumento de mamario con mastopexia. Esto quiere decir se combina el uso de implantes mamaros con las técnicas anteriormente descritas obteniéndose, en los casos donde este indicado, un excelente resultado postoperatorio.

Muchas mujeres desean un aumento tras un embarazo o una lactancia que ha dejado vacío y caído el pecho. Aunque no existe riesgo de que el aumento altere futuros embarazos. Si debe saber que las mamas pueden volver a descender un poco tras un nuevo embarazo.

La cirugía de aumento mamario se realiza con anestesia epidural y sedación, permaneciendo el paciente dormir durante la operación. El aumento mamario se realiza a través de una pequeña incisión que se coloca, alrededor de la areola.

La incisión se diseña para que la cicatriz resultante sea casi invisible. A través de esta incisión se levanta el tejido mamario, se crea un bolsillo y se coloca la prótesis debajo del musculo pectoral. Se colocan unos tubos de drenaje que se retiraran en unos días y un apósito o un vendaje sobre las mamas. El procedimiento dura entre 1 y 2 horas.

Por último, el ejercicio regular también puede beneficiar a su cuerpo de muchas maneras. Una rutina cardiovascular fomenta el flujo de sangre hacia la piel, por lo que está más oxigenada y la mantiene más  joven.

 

Traductor»