Blefaroplastia o Cirugía de párpados

La blefaroplastia es una cirugía que tiene la finalidad de rejuvenecer la apariencia del rostro a través de la intervención de los párpados.

Consiste en un procedimiento quirúrgico funcional o cosmético con la finalidad de remodelar el párpado superior o inferior eliminando y/o reposicionando exceso de tejido como así también reforzando los músculos y tendones circundantes. Cuando se presenta una importante cantidad de piel en el párpado, la piel puede colgar sobre las pestañas y causar la pérdida de la visión periférica. Las partes externas y superiores del campo visual son las más comúnmente afectadas y la condición puede causar dificultad con actividades tales como conducir o leer. En estas circunstancias, la blefaroplastia del párpado superior es llevada a cabo para mejorar la visión periférica. Pacientes con una menor cantidad severa de exceso de piel pueden realizarse un procedimiento similar por razones cosméticas. La operación en el párpado de abajo es casi siempre hecha por razones cosméticas, para mejorar las “bolsas” de los párpados inferiores y reducir el arrugamiento de la piel. Ya que es muy frecuente que cuando las personas llegan a los 40 años los párpados se caigan por el exceso de piel en ellos. Esto ocurre tanto en los de arriba como los de abajo.

A esto debe agregarse la presencia de bolsas en los párpados (sobre todo en los inferiores) y hasta “olanes” en muchas ocasiones. De hecho, el problema de las bolsitas (que es grasa acumulada en los párpados) puede encontrarse desde edades muy tempranas, ya que puede ser de carácter hereditario.

La blefaroplastia se realiza mediante incisiones externas hechas a lo largo de las líneas naturales de los párpados, tales como las rayas de los superiores y por debajo de las pestañas en los inferiores, o por la superficie interna del párpado de abajo. Es una cirugía ambulatoria (también llamada cirugía de día) porque no es necesario que el paciente permanezca hospitalizado. La recuperación es rápida. La hinchazón y el amoratamiento iniciales toman una o dos semanas en restablecerse pero se necesitan, al menos, varios meses hasta que el resultado final se vuelve estable. Dependiendo del alcance del procedimiento, la operación toma de una a tres horas en completarse.

La blefaroplastia se realiza mediante incisiones externas hechas a lo largo de las líneas naturales de los párpados, tales como las rayas de los superiores y por debajo de las pestañas en los inferiores, o por la superficie interna del párpado de abajo. Es una cirugía ambulatoria (también llamada cirugía de día) porque no es necesario que el paciente permanezca hospitalizado. La recuperación es rápida. La hinchazón y el amoratamiento iniciales toman una o dos semanas en restablecerse pero se necesitan, al menos, varios meses hasta que el resultado final se vuelve estable. Dependiendo del alcance del procedimiento, la operación toma de una a tres horas en completarse.

Las intervenciones más frecuentes se realizan en los párpados superiores, párpados inferiores, en ambas zonas conjuntamente o combinado con otras operaciones de cirugía facial. Tras la intervención se aplica una pomada oftálmica y unos apósitos con suero fisiológico muy frío con el fin de reducir las molestias y la inflamación. Pero no es necesario tapar los ojos impidiendo la visión.

En la consulta se evaluará la visión del paciente y su producción de lágrimas, así como su estado general de salud. El cirujano explicará las técnicas y el tipo de anestesia que se empleará, además de proporcionar instrucciones al paciente sobre cómo prepararse para la cirugía. Es importante dejar de fumar al menos una o dos semanas antes de la intervención.

Antes / Después

Resultados

Es normal que durante la primera semana persista la hinchazón de los párpados. La mayor parte de los pacientes podrán incorporarse a su vida normal en unos 10-12 días. Durante las primeras semanas se puede notar lagrimeo excesivo, hipersensibilidad a la luz y cambios pasajeros en la agudeza visual, que remitirán en poco tiempo. Si usted utiliza lentes de contacto, deberá evitarlos por lo menos durante dos semanas. Puede haber hipersensibilidad a la luz solar, viento u otro factor irritante, por lo tanto es aconsejable utilizar lentes de sol y protectores solares durante los primeros días. Se deberán evitar actividades que produzcan aumentos de la tensión arterial como flexiones, levantamiento de piernas o deportes rigurosos.

El proceso de cicatrización es gradual, por lo tanto, las cicatrices pueden permanecer de coloración rosada durante seis meses o más después de la intervención quirúrgica. A partir de este momento las mismas irán adoptando una coloración blanquecina hasta ser prácticamente invisibles.

El resultado de esta operación es muy favorable y duradero, aportando al rostro del paciente un aspecto rejuvenecido y descansado.

¿Se notan las cicatrices?

Durante los primeros meses, las cicatrices pueden tener un aspecto rosado que, poco a poco irá desapareciendo hasta casi no verse. Puede aplicarse maquillaje a la semana.

¿Se puede hacer otra intervención pasados los años?

Normalmente, la cirugía de párpado superior no tiene ningún inconveniente en repetirse pasados los años si es necesario. Sin embargo, la de párpados inferiores se realiza normalmente para eliminar la grasa de las bolsas, y ésta no suele volver a aparecer, y si lo hace es pasado mucho tiempo.

Preguntas Frecuentes

 

¿Cuándo veré con normalidad?

Para leer y ver la televisión con normalidad deberán pasar de 2-3 días. No obstante, si lleva lentillas, no podrá ponérselas hasta transcurridas 2 semanas, y aún así, podrá sentir molestias durante un tiempo.

Traductor»